¿ En qué consiste ‘el nacer de nuevo’ del cual habló Jesús a Nicodemo?

heavenConsiste en una regeneración espiritual que tiene lugar en la persona cuando ésta se arrepiente de sus pecados y cree con su corazón que Jesucristo ha muerto por nuestros pecados y resucitado por nuestra justificación. Esta regeneración se realiza por medio del agua que simboliza la Palabra de Dios y del Espíritu Santo. Por lo que concierne la obra cumplida por la Palabra de Dios, el apóstol Pedro dice a los santos: “siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la Palabra de Dios que vive y permanece para siempre” (1 Pedro 1:23), donde por Palabra de Dios se entiende el Evangelio. Y Santiago confirma lo dicho diciendo que Dios nos ha generados de su voluntad “por la Palabra de verdad” (Santiago 1:18). Por lo que concierne la obra del Espíritu Santo, hay que tener presente que es el Espíritu que convence al hombre en cuanto a pecado, a la justicia y al juicio (Juan 16:8), y porque Él es vida, en el momento que llega a morar en aquél que cree trae la vida espiritual. Y aquí me gusta precisar que el Espíritu entra en el creyente en el momento en el cual él cree y no cuando sucesivamente es bautizado con el Espíritu Santo porque en este segundo caso el creyente es llenado de Espíritu Santo o sea recibe una medida mayor de Espíritu Santo de la que recibió al creer.

Esta regeneración espiritual se puede definir también como resurrección espiritual porque quien la experimenta deja de ser muerto en sus faltas y pecados, y se convierte en un individuo espiritualmente vivo (Efesios 2:1-6). Esta regeneración lleva al hombre a ver las cosas de una manera diferente de antes, sus deseos cambian, y también las metas de su vida, y por consecuencia cambia también su comportamiento que se vuelve santo, justo y bueno. El creyente regenerado deja de poner su cuerpo al servicio del pecado, y lo empieza a poner al servicio de la justicia para honrar de esta manera a su Salvador, para llevar fruto a Dios y no mas a la muerte como hacía antes con su conducta impía. Por eso Pablo le dice a los Corintios: “si entonces uno está en Cristo, él  es una nueva criatura; las cosas viejas han pasado: he aquí se han vuelto nuevas” (2 Corintios 5:17).

Cuando se realiza esta regeneración en un hombre, ella no pasa sin llamar la atención, porque es muy evidente a todos, creyentes y no creyentes. Y mientras provoca alegría en aquellos que ya han nacido de nuevo, provoca indignación, pena y molestia en aquellos que conocen al ‘renacido’ y están todavía muertos en sus pecados.

Fuente

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s