Muchos Cristianos evangélicos dicen que el bautismo con el Espíritu Santo se recibe cuando se cree: Otros, sin embargo, dicen que se recibe después de haber creído, ¿quién tiene razón?

3264883-big-lungo-goccia-di-acqua-fredda-versata-nel-bicchiere-pieno-isolati-su-sfondo-biancoEste últimos tienen razón porqué, sobre la base de lo que la Escritura enseña, el bautismo con el Espíritu Santo se recibe después de creer en el Señor Jesucristo.

Para confirmar esto hay varios ejemplos en la Biblia. El primero es el de los apóstoles del Señor en el día de Pentecostés, que cuando fueron bautizados con el Espíritu Santo en ese día ya eran creyentes, y por lo tanto ya eran nacidos de nuevo. Esto se puede deducir a partir de lo que Jesús dijo de ellos al Padre la noche en que fue traicionado: “Ahora han conocido que todas las cosas que me has dado proceden de ti, porque las palabras que me diste les he dado; y ellos las recibieron y han conocido verdaderamente que salí de ti, y han creído que tú me enviaste. Yo ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por los que me diste, porque tuyos son, y todo lo mío es tuyo y lo tuyo mío; y he sido glorificado en ellos” (Juan 17:7-10). Entonces los discípulos del Señor nacieron de Dios antes del día de Pentecostés cuando fueron bautizados con el Espíritu Santo porque ya creían que Jesús era el Mesías enviado por Dios en el mundo. ¿No está escrito que “Todo aquel que cree que Jesús es el Cristo es nacido de Dios” (1 Juan 5:1)? Es cierto que todos ellos se desviaron, en particular, Pedro lo negó tres veces, también es cierto que cuando Jesús resucitó al principio no creían que fuese resuscitado, de hecho, cuando las mujeres dijeron que habían visto Jesús, y que El les había hablado, mostraron incredulidad y les parecia locura las palabras de ellas. (Véase Lucas 24:8-11), pero también es cierto que cuando Jesús les apareció, ellos creyeron que él había resucitado; el mismo Tomás, que en principio no estaba presente cuando Jesús apareció a sus discípulos, cuando Jesús le apareció, creyó. Y hablando de las apariciones de Jesús a sus discípulos es necesario tener en cuenta que cuando Jesús  apareció a los discípulos, les dijo: “Recibid el Espíritu Santo” (Juan 20:22), esta es una cosa muy importante que confirma que los discípulos antes del día de Pentecostés tenían el Espíritu Santo, o más bien una medida del Espíritu Santo, por lo tanto ellos eran de Cristo, porque la Palabra de Dios dice que si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de Él (Romanos 8:9). Como ya he dicho los discípulos antes del día de Pentecostés tenían una medida del Espíritu Santo, entonces ¿qué sucedió en el día de Pentecostés cuando fueron bautizados con el Espíritu Santo? Sucedió que fueron llenos del Espíritu Santo, y en virtud de esta llenura “comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablaran” ( Hechos 2:4 ). Por lo tanto la señal externa que indicaba que habían recibido el bautismo con el Espíritu Santo fue el echo de que estaban hablando en otros idiomas.

Otro ejemplo bíblico que muestra la diferencia entre el nuevo nacimiento y el bautismo con el Espíritu Santo es el de los creyentes de Samaria que, cuando escucharon que Felipe les predicaba Cristo, creyeron y fueron bautizados en agua (Hechos 8:12). Felipe, sin embargo, ya que no tenía el don de imponer las manos sobre los creyentes para que pudiesen recibir el bautismo con el Espíritu Santo, simplemente les ministró el bautismo en agua. Los apóstoles que estaban en Jerusalén, cuando oyeron que la Samaria había recibido la Palabra de Dios, enviaron a Pedro y a Juan, para que orasen por los creyentes asi que pudiesen recibir el Espíritu Santo. Y fue así, los Apóstoles fueron allí y les impusieron las manos y los creyentes recibieron el Espíritu Santo. Tal vez alguien podría señalar que en este caso no se dice que los creyentes comenzaron a hablar en otras lenguas. Es cierto que no está escrito, pero también está escrito que un hombre llamado Simón, que también había creído, vio “que por la imposición de las manos de los apóstoles se daba el Espíritu Santo” (Hechos 8:18). ¿Por qué Simón entendió que aquellos creyentes recibiéron el Espíritu Santo? Evidentemente porque les oyó hablar en otro idioma.

Otro ejemplo bíblico que queremos tomar es el de los aproximadamente doce discípulos en Efeso. Esto es lo que Lucas nos dice: “Aconteció que entre tanto que Apolos estaba en Corinto, Pablo, después de recorrer las regiones superiores, vino a Éfeso, y hallando a ciertos discípulos, les preguntó: –¿Recibisteis el Espíritu Santo cuando creísteis? Ellos le dijeron: –Ni siquiera habíamos oído que hubiera Espíritu Santo. Entonces dijo: –¿En qué, pues, fuisteis bautizados? Ellos dijeron: –En el bautismo de Juan. Dijo Pablo: –Juan bautizó con bautismo de arrepentimiento, diciendo al pueblo que creyeran en aquel que vendría después de él, esto es, en Jesús el Cristo. Cuando oyeron esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús. Y habiéndoles impuesto Pablo las manos, vino sobre ellos el Espíritu Santo; y hablaban en lenguas y profetizaban. Eran entre todos unos doce hombres” (Hechos 19:1-7). Como se puede ver los varones que Pablo encontró en Efeso eran discípulos del Señor, entonces habían creído en el Señor, pero todavía no habían sido bautizados con el Espíritu Santo en el hecho de que todavía no habían recibido el Espíritu Santo. Por lo tanto Pablo les impuso las manos para recibirlo, y aquí, como en otros casos antes vistos, el bautismo con el Espíritu Santo (o la recepción de la plenitud del Espíritu) fue acompañado por el hablar en lenguas.

Otra consideración corta y simple que quiero hacer es que en Los Hechos está escrito: “pero recibiréis PODER, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo” (Hechos 1:8). Se puede ver claramente que está escrito recibiréis poder y no, recibiréis salvación, por supuesto porque ya eran salvos habiendo ya recibido una medida del Espíritu Santo cuando creyeron.

No se dejen engañar por las palabras vacías que no están confirmadas por la Palabra de Dios.

Por el maestro de la Palabra de Dios: Giacinto Butindaro

Adaptado en español por Enrico Maria Palumbo

 

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s