Algunos pasajes bíblicos que excluyen la voluntad del hombre para la obtención de la salvación

open-bible-sky1) “Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios.” (Juan 1:12-13)

2) “Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero.” (Juan 6:44)

3) “Y dijo: Por eso os he dicho que ninguno puede venir a mí, si no le fuere dado del Padre.” (Juan 6:65)

4) “según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad, para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado.” (Efesios 1:4-6)

5) “No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros,” (Juan 15:16)

6) “(pues no habían aún nacido, ni habían hecho aún ni bien ni mal, para que el propósito de Dios conforme a la elección permaneciese, no por las obras sino por el que llama), se le dijo: El mayor servirá al menor. Como está escrito: A Jacob amé, mas a Esaú aborrecí.” (Romanos 9:11-13)

7) “Pues a Moisés dice: Tendré misericordia del que yo tenga misericordia, y me compadeceré del que yo me compadezca.” (Romanos 9:15)

8) “Así que no depende del que quiere, ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia.” (Romanos 9:16)

9) “De manera que de quien quiere, tiene misericordia, y al que quiere endurecer, endurece.” (Romanos 9:18)

10) “¿O no tiene potestad el alfarero sobre el barro, para hacer de la misma masa un vaso para honra y otro para deshonra? ¿Y qué, si Dios, queriendo mostrar su ira y hacer notorio su poder, soportó con mucha paciencia los vasos de ira preparados para destrucción, y para hacer notorias las riquezas de su gloria, las mostró para con los vasos de misericordia que él preparó de antemano para gloria, a los cuales también ha llamado, esto es, a nosotros, no sólo de los judíos, sino también de los gentiles?” (Romanos 9:21-24)

11) “También Isaías clama tocante a Israel: Si fuere el número de los hijos de Israel como la arena del mar, tan sólo el remanente será salvo; porque el Señor ejecutará su sentencia sobre la tierra en justicia y con prontitud.” (Romanos 9:27-28)

Hay otros, pero concluyo diciendo que si creemos que la salvación se obtiene por gracia, por el don de Dios, entonces por COHERENCIA debemos también creer en la PREDESTINACIÓN, porque de lo contrario si la salvación se hace depender de la VOLUNTAD del hombre se atribuye la salvación de Dios a aquellas personas QUE SE LA MERECEN, por LA VOLUNTAD DE ELLAS, y así tienen algo de qué gloriarse delante de Dios, a diferencia de los demás incrédulos.

Pero la Escritura dice:

“Y si por gracia, ya no es por obras; de otra manera la gracia ya no es gracia.” (Romanos 11:6)

Ustedes han leído, por lo tanto, que si la salvación se hace depender del hombre, entonces ustedes no pueden CREER EN LA SALVACIÓN POR GRACIA, porque sería una paga que Dios confiere a los que hacen una determinada cosa, y ya no es más un DON GRATUITO DE DIOS, sino una REMUNERACIÓN del trabajo realizado.

Yo doy toda la gloria a Dios y nada pertenece al hombre.

Concluyo diciendo que cuando la Escritura aparentemente habla de la voluntad del hombre que hace o consigue algo, en realidad, como dice esta Escritura, es Dios que ha producido en él la obra del querer hacer o creer, por lo tanto es siempre Dios que obra en el hombre todas las cosas:

“Me sedujiste, oh Jehová, y fui seducido; más fuerte fuiste que yo, y me venciste;” (Jeremías 20:7)

Y más:

“porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.” (Filipenses 2:13)

Que palabras hermosas, todas las cosas son coherentes y precisas en las Escrituras para los que creen en la PREDESTINACIÓN, pero para los que creen en la salvación por la obra del hombre, TODO SE VUELVE difícil de explicar. También se toman una PARTE DE GLORIA arrancádola de Dios, y esto no es bueno.

Dios me ha elegido sin que yo mereciera nada, y Le doy gracias y Le doy toda la gloria.

El que tiene oído, oiga lo que la Palabra de Dios dice a los santos.

Por el hermano Giuseppe Piredda

https://www.facebook.com/groups/JustoJuicio/

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s