Nosotros tenemos la vida eterna

escatologiaNosotros que hemos creído en el Señor Jesucristo, por la gracia de Dios, tenemos la vida eterna porque Juan dijo: “Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna, y para que creáis en el nombre del Hijo de Dios” (1 Juan 5:13). Él no dijo: “para que esperéis de obtener la vida eterna, vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios”, como si no poseyéramos ya la vida eterna en nosotros mismos, pero dijo que escribió estas cosas para hacernos saber que ya tenemos la vida eterna. El mismo apóstol también dice: “El que cree en el Hijo de Dios, tiene el testimonio en sí mismo Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo. El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida” (1 Juan 5:10,11,12). Por lo tanto estas palabras confirman totalmente que nosotros que creemos tenemos la vida eterna.

Entonces nosotros, que somos creyentes en Cristo, tenemos la vida eterna que mora en nosotros y estamos seguros que cuando moriremos, con tal que retengamos firme hasta ese día la fe en el Señor Jesucristo, iremos al cielo para vivir con Jesús, porque Jesús dijo: “Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente” (Juan 11:25,26), y también: “Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor” (Juan 12:26). Y “Pero teniendo el mismo espíritu de fe, conforme a lo que está escrito: Creí, por lo cual hablé, nosotros también creemos, por lo cual también hablamos” (2 Corintios 4:13), diciendo como los apóstoles: “pero confiamos, y más quisiéramos estar ausentes del cuerpo, y presentes al Señor” (2 Corintios 5:8). Sí, tengamos a este respecto en nosotros el mismo sentimiento que era en Pablo quien tenía el deseo de partir y estar con Cristo, porque estar con Cristo en el cielo es muchísimo mejor que vivir en la tierra (Véase Filipenses 1:23).

A Dios sea la gloria en Cristo Jesús, ahora y siempre. Amén

Por el Maestro de la Palabra de Dios: Giacinto Butindaro

Traducido por Enrico Maria Palumbo

https://www.facebook.com/groups/JustoJuicio/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s