Ahora somos hijos de Dios

10414463_10202018340155962_2070633341827037771_nÉramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás, ya que vivíamos en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, así que éramos hijos de desobediencia. Pero Dios nos quiso regenerar por Su palabra para que llegásemos a ser Sus hijos. He aquí lo que ahora somos, hijos de Dios. Por lo tanto, ¡Miremos cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios! Pero miremos también que siendo ahora hijos de Dios, debemos santificarnos porque somos hijos de obediencia. Es por eso que el apóstol Pedro nos manda esto: “como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia; sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo” (1 Pedro 1 :14-16).

“Dichosos los que practican la justicia y hacen siempre lo que es justo” (Salmo 106:3)

Por el Maestro de la Palabra de Dios: Giacinto Butindaro

Traducido por Enrico Maria Palumbo

https://www.facebook.com/groups/JustoJuicio/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s