Dios todavía castiga

terremotoClaro que los que creen que Dios no castiga a nadie hoy en día son simplemente ignorantes e insensatos. Ignorantes porque no conocen las Escrituras, e insensatos, porque así diciendo presentan un Dios que ha cambiado.
El profeta ha hecho esta pregunta: “¿Habrá algún mal en la ciudad, el cual Jehová no haya hecho?” (Amós 3:6), donde la respuesta está implícita en la pregunta. Y el salmista dice: “El es Jehová nuestro Dios; en toda la tierra están sus juicios” (Salmo 105:7). Sin embargo, para muchos de los que se llaman Cristianos, lo que dicen los profetas no tiene valor, pero no sólo lo que los profetas han dicho, sino también lo que ha dicho el Hijo de Dios. Jesús, el Hijo de Dios, de hecho dijo al ángel de la iglesia en Laodicea: “Yo reprendo y castigo a todos los que amo” (Apocalipsis 3:19), y el Hijo hace lo que ve hacer al Padre, de acuerdo con lo que Jesús dijo: “De cierto, de cierto os digo: No puede el Hijo hacer nada por sí mismo, sino lo que ve hacer al Padre; porque todo lo que el Padre hace, también lo hace el Hijo igualmente” (Juan 5:19). Y de hecho Jesús reprendió a la mujer Jezabel que enseñaba herejías y cometía fornicación con los siervos de Jehová, de acuerdo a lo que dijo al ángel de la Iglesia de Tiatira: “Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que toleras que esa mujer Jezabel, que se dice profetisa, enseñe y seduzca a mis siervos a fornicar y a comer cosas sacrificadas a los ídolos. Y le he dado tiempo para que se arrepienta, pero no quiere arrepentirse de su fornicación. He aquí, yo la arrojo en cama, y en gran tribulación a los que con ella adulteran, si no se arrepienten de las obras de ella. Y a sus hijos heriré de muerte, y todas las iglesias sabrán que yo soy el que escudriña la mente y el corazón; y os daré a cada uno según vuestras obras” (Apocalipsis 2:20-23).
Insensatos e ignorantes, que han sido seducidos por la serpiente antigua, que se arrepientan entonces. No hagan caso a las mentiras de los engañadores que hablan de parte del diablo, sino escuchen la Palabra de Dios.

El que tiene oídos para oír, oiga

Por el Maestro de la Palabra de Dios: Giacinto Butindaro

Traducido por Enrico Maria Palumbo

https://www.facebook.com/groups/JustoJuicio/

 

 

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s