¿Es Bíblico cantar al Espíritu Santo?

espirituNo, no es bíblico, de hecho en la Biblia no hay nadie, y repito nadie, que haya cantado al Espíritu Santo, en otras palabras en la Biblia no hay canciones o partes de canciones dirigidas al Espíritu Santo. Hay canciones dirigidas POR el Espíritu Santo, pero no AL Espíritu Santo.

Consideren los salmos; hay 150 salmos, sin embargo, ninguno de ellos se dirige al Espíritu Santo. Pero vamos a ver algunos salmos para hacerles notar una serie de cosas. Ahora, muchos de los salmos los escribió David, el dulce cantor de Israel que, según lo que la Palabra dice, habló por el Espíritu Santo. Jesús, de hecho, en referencia a las palabras de un salmo de David, dijo: “Porque el mismo David dijo por el Espíritu Santo: Dijo el Señor a mi Señor: Siéntate a mi diestra, hasta que ponga tus enemigos por estrado de tus pies” (Marcos 12:36; Salmos 110:1); Pedro también confirmó que David habló por el Espíritu Santo cuando dijo (después de que Jesús fue llevado al cielo): “Varones hermanos, era necesario que se cumpliese la Escritura en que el Espíritu Santo habló antes por boca de David acerca de Judas, que fue guía de los que prendieron a Jesús… Porque está escrito en el libro de los Salmos: Sea hecha desierta su habitación, no haya quien more en ella; y: Tome otro su oficio” (Hechos 1:16,20; Salmos 69:25; 109:8). Acerca de estas escrituras citadas por Pedro me gustaría señalarles que fueron escritas, respectivamente, en los Salmos 69 y 109, donde hay otras palabras que el Espíritu Santo habló por boca de David, incluyendo estas: “Alabaré yo el nombre de Dios con cántico, Lo exaltaré con alabanza” (Salmo 69:30) y “Yo alabaré a Jehová en gran manera con mi boca, y en medio de muchos le alabaré” (Salmo 109:30). Como se puede ver, el Espíritu Santo que habló por medio de David, lo empujó a dirigir su alabanza a Dios y no el Espíritu Santo.

Propongo otro ejemplo tomado de los Salmos; en el Salmo 95 se lee: “Si oyereis hoy su voz, no endurezcáis vuestro corazón”, estas palabras de la epístola a los Hebreos se atribuyen al Espíritu Santo, ya que está escrito: “Por lo cual, como dice el Espíritu Santo: Si oyereis hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones..” (Hebreos 3:7,8 Salmos 95:8), pero en el mismo Salmo el Espíritu Santo dice: “Venid, aclamemos alegremente a Jehová… lleguemos ante su presencia con alabanza; aclamémosle con cánticos” (Salmo 95:1,2). ¿Lo pueden ver? Una vez más, quien ha escrito los Salmos celebra a Dios a través del Espíritu Santo, pero no el Espíritu Santo.

Obviamente esto no nos lleva a decir que David no creía en el Espíritu Santo, o que los que escribieron los Salmos no honraron el Espíritu Santo porque no cantaban al Espíritu Santo, o que no creían en la divinidad y personalidad del Espíritu Santo. Sin embargo, debemos tomar nota de que no cantaron al Espíritu Santo.

Jesús estaba lleno del Espíritu Santo, predicó por el Espíritu, enseñó por el Espíritu, expulsó a los demonios por el Espíritu de Dios, sanó a los enfermos por el Espíritu, resucitó a los muertos por el Espíritu, pero no alabó al Espíritu Santo, sino alabó a su Padre, como está escrito: “En aquel tiempo, respondiendo Jesús, dijo: Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y de los entendidos, y las revelaste a los niños. Sí, Padre, porque así te agradó” (Mateo 11:25,26). El Hijo de Dios que bajó del cielo, nos ha dejado un ejemplo en todas las cosas, vamos a imitarLe.

Incluso después de que el Espíritu Santo fue derramado en el día de Pentecostés, ni los apóstoles ni los discípulos comenzaron a cantar himnos al Espíritu Santo pero eran llenos del Espíritu, y sin embargo, conocían el Espíritu; como está escrito: “comían juntos con alegría y sencillez de corazón, alabando a Dios…” (Hechos 2:46,47). ¡Y esto ocurrió después del día de Pentecostés!

Ahora vamos a ver si hay alguien en el cielo que cante al Espíritu Santo, porque si fuera así, nosotros también debemos hacerlo en la tierra; Juan, que fue arrebatado en espíritu ante el trono de Dios en el cielo, escribió en el libro de Apocalipsis: “Y al instante yo estaba en el Espíritu; y he aquí, un trono establecido en el cielo, y en el trono, uno sentado. Y el aspecto del que estaba sentado era semejante a piedra de jaspe y de cornalina; y había alrededor del trono un arco iris, semejante en aspecto a la esmeralda. Y alrededor del trono había veinticuatro tronos; y vi sentados en los tronos a veinticuatro ancianos, vestidos de ropas blancas, con coronas de oro en sus cabezas. Y del trono salían relámpagos y truenos y voces; y delante del trono ardían siete lámparas de fuego, las cuales son los siete espíritus de Dios. Y delante del trono había como un mar de vidrio semejante al cristal; y junto al trono, y alrededor del trono, cuatro seres vivientes llenos de ojos delante y detrás. El primer ser viviente era semejante a un león; el segundo era semejante a un becerro; el tercero tenía rostro como de hombre; y el cuarto era semejante a un águila volando. Y los cuatro seres vivientes tenían cada uno seis alas, y alrededor y por dentro estaban llenos de ojos; y no cesaban día y noche de decir: Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir. Y siempre que aquellos seres vivientes dan gloria y honra y acción de gracias al que está sentado en el trono, al que vive por los siglos de los siglos, los veinticuatro ancianos se postran delante del que está sentado en el trono, y adoran al que vive por los siglos de los siglos, y echan sus coronas delante del trono, diciendo: Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas” (Apocalipsis 4:2-11) y de nuevo: “cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero; todos tenían arpas, y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos; y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación; y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra. Y miré, y oí la voz de muchos ángeles alrededor del trono, y de los seres vivientes, y de los ancianos; y su número era millones de millones, que decían a gran voz: El Cordero que fue inmolado es digno de tomar el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza” (Apocalipsis 5:8-12), y: “Vi también como un mar de vidrio mezclado con fuego; y a los que habían alcanzado la victoria sobre la bestia y su imagen, y su marca y el número de su nombre, en pie sobre el mar de vidrio, con las arpas de Dios. Y cantan el cántico de Moisés siervo de Dios, y el cántico del Cordero, diciendo: Grandes y maravillosas son tus obras, Señor Dios Todopoderoso; justos y verdaderos son tus caminos, Rey de los santos. ¿Quién no te temerá, oh Señor, y glorificará tu nombre? pues sólo tú eres santo; por lo cual todas las naciones vendrán y te adorarán, porque tus juicios se han manifestado” (Apocalipsis 15:2-4). Leyendo estas Escrituras es claro que Juan no vio y no oyó a nadie en el cielo cantar al Espíritu Santo y sepan que también nosotros, cuando llegaremos al cielo, no iremos a cantar al Espíritu Santo, porque en el cielo alabaremos a Dios y al Cordero de Dios.

Concluyo formulando esta pregunta a aquellos hermanos que cantan al Espíritu Santo: “Pero si alguien les pregunta: “¿Pueden mostrarme por medio de las Escrituras que lo que hacen, cantando al Espíritu, también fue hecho por los antiguos discípulos?” ¿Qué Escrituras le citarán para demostrarle de no practicar más de lo que está escrito?

Por el Maestro  de la Palabra de Dios: Giacinto Butindaro

Traducido por Enrico Maria Palumbo

https://www.facebook.com/groups/JustoJuicio/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s