Un sueño

Mi amigo Paul Humburg una vez me contó su sueño: “Tuve un sueño. Era el día del juicio, y he oído cómo Jesús desechó a los perdidos: “Apartaos de mí, ¡malditos! “Como está escrito en Su Palabra. Entonces vi que escapaban, curvos, asustados y desesperados. Escuché que uno de ellos le preguntó al otro: “¿Usted también lo ha visto?” Sí, respondió el otro: “Lo vi también yo: la mano que nos desechó era horadada. Fueron los clavos de la cruz, fue horadada también por nosotros, pero no lo tuvimos en cuenta. Justamente ahora estamos perdidos”.

Testimonio tomado de Wilhelm Busch, Jesús nuestro destino, Ebner 1994, p. 221.222

https://www.facebook.com/groups/JustoJuicio/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s