Hay que cuidar de nosotros mismos y luego advertir a los demás

placa_pictograma_se_514Hermanos en el Señor, han surgido realmente muchos impostores y malvados entre el pueblo de Dios en estos últimos días, que han llevado confusión, desorden y toda clase de falsas doctrinas, y muchos han sido víctimas de sus mentiras y siguen sus disoluciones: son días realmente difíciles.

Nos enfrentamos una situación dramática, muy grave. Y es nuestro deber, ante todo, tener cuidado con esta gente perversa y, a continuación, advertir a los hermanos de la presencia de estas personas, diciéndoles que tengan cuidado con ellas y sus falsas doctrinas. Tenemos que hacerlo, porque esta es la voluntad de Dios en Cristo Jesús para nosotros.

Jesucristo exhortó a sus discípulos para que se guardaran de la doctrina de los fariseos, así como de la de los saduceos, y les advirtió de los falsos profetas y falsos cristos. Y los apóstoles continuaron advirtiendo a los santos tanto de las falsas doctrinas como de los falsos ministros. El apóstol Pedro, por ejemplo, en su segunda epístola, después de haber hablado mucho sobre los falsos maestros que surgirán entre nosotros, dijo al final de la misma: “Así que vosotros, oh amados, sabiéndolo de antemano, guardaos, no sea que arrastrados por el error de los inicuos, caigáis de vuestra firmeza. Antes bien, creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A él sea gloria ahora y hasta el día de la eternidad. Amén” (2 Pedro 3:17-18). No podemos, por lo tanto, no hacer lo mismo que hicieron ellos.

Esto significa, por supuesto, hacerse muchos enemigos, y ser abandonados y rechazados por muchos en medio de la Iglesia, pero esto no nos debe importar nada. Tenemos que agradar a Cristo, y no a los hombres, porque como dijo Pablo: “Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo” (Gálatas 1:10).

La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con ustedes

Por el maestro de la Palabra de Dios: Giacinto Butindaro

Traducido por Enrico Maria Palumbo

https://www.facebook.com/groups/JustoJuicio/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s