Anden como hijos de luz también en Facebook

Facebook Biblia Dios

Quiero recordárles que también las así llamadas redes sociales, son parte del mundo de tinieblas en el que vivimos, no están excluidas. Y, por lo tanto, los creyentes que están por ejemplo en Facebook, deben procurarse también en Facebook, pues, comportarse como hijos de luz (el fruto de la luz es en toda bondad, justicia y verdad) comprobando lo que es agradable al Señor. Estamos notando, sin embargo, que muchos que se llaman Cristianos se confunden con las tinieblas, porque en vez de caminar como hijos de luz, andan como los que pertenecen a la oscuridad y a las tinieblas. Al ver sus muros, de hecho, uno se siente con ganas de vomitar. Hay de todo, excepto la luz del Señor. Vemos, de hecho, que se asocian al mundo para insultar a los políticos, contar chistes contra las autoridades, realizar luchas sociales o políticas, honrar herejes e impíos, dar publicidad, por sus fotos, a su mundanalidad y carnalidad celebrando equipos de fútbol y sus jugadores, y más. No parece en absoluto estar en el muro (o en casa) de creyentes. Luego hay los que mezclan lo sagrado con lo profano: en definitiva, tratan de agradar tanto a Dios como al mundo. Entonces, de vez en cuando, publican un versículo o una postal bíblica, y luego un montón de basura. Por supuesto este comportamiento insensato es un tropiezo, tanto para los incrédulos como para los creyentes, una violación de este mandamiento de Pablo: “No seáis tropiezo ni a judíos, ni a gentiles, ni a la iglesia de Dios” (1 Corintios 10:32). Pero creo que también esto es necesario que ocurra, porque de esta manera, se entiende quiénes son los que buscan las cosas de arriba, y los que buscan las cosas de la tierra, los que andan en el Espíritu, y los que caminan según la carne, ya que es en particular precisamente fuera del lugar de culto que se manifiestan, tanto los que se santifican, como los que se corrompen: pastores incluidos.

“!!Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios. ¿O pensáis que la Escritura dice en vano: El Espíritu que él ha hecho morar en nosotros nos anhela celosamente?” (Santiago 4:4-5).

Por el maestro de la Palabra de Dios: Giacinto Butindaro

Traducido por Enrico Maria Palumbo

https://www.facebook.com/groups/JustoJuicio/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s