Al fin libres… ¡Pero no para hacer lo que se quiere!

terreno lavoratoEl que practica el pecado esclavo es del pecado, Jesús dijo un día (Juan 8:34). Y mientras éramos pecadores éramos esclavos del pecado, era más fuerte que nosotros pecar, no podíamos evitarlo. Pero gracias a Dios por la fe en el Hijo de Dios que hemos sido libertados del pecado cuya fuerza recordamos es la ley. Así que por fin estamos libres, libres de la esclavitud del pecado. Sin embargo, tengan cuidado que no usen esta libertad como ocasión para la carne, (Gálatas 5:13), porque si vivimos conforme a la carne moriremos (Véase Romanos 8:13). En cambio, recordemos que ahora que hemos sido libertados del pecado, somos esclavos de Cristo, por lo tanto debemos hacer lo que Él dice. ¿Y qué nos manda Cristo si no servir a la justicia con todos nuestros miembros? Así que presentemos nuestros miembros para servir a la justicia como corresponde a los discípulos de Cristo.

Por el maestro de la Palabra de Dios: Giacinto Butindaro

Traducido por Enrico Maria Palumbo

https://www.facebook.com/groups/JustoJuicio/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s