Contra la ley satánica ‘haz lo que quieres’

hazHermanos, estén atentos, porque se han entrado en las Iglesias algunos hombres malvados que promueven la ley satánica ‘haz lo que quieres’ para llevar a los santos a la rebelión contra los mandamientos del Señor, ley que ellos, sin embargo, presentan astutamente como la ley del amor y de la libertad. Y con el fin de promover lo más posible esta ley diabólica, nos calumnian porque enseñamos la ley de Cristo (bajo la cual estamos como discípulos de Cristo). Generalmente lo hacen de esta manera: nos acusan de estar sin amor al prójimo porque enseñamos a los Cristianos unos mandamientos (como por ejemplo, no debes robar, no debes cometer adulterio, no debes fornicar, no debes decir palabras deshonestas, no debes amar al mundo y las cosas que están en el mundo, debes mantener tu cuerpo en santidad y honor, no en pasión de concupiscencia como los gentiles que no conocen a Dios, no debes comer la sangre, cosas sacrificadas a los ídolos y cosas estranguladas, tú mujer debes cubrirte la cabeza con velo cuando oras o profetizas, tú hombre no debes cubrirte la cabeza cuando oras o profetizas, tú mujer no debes ataviarte con joyas y ni siquiera con ropa indecente y de lujo, y así sucesivamente, que son los mandamientos que los apóstoles del Señor transmitían a los santos que son parte de la ley de Cristo), y por lo tanto queremos quitarles la libertad que es en Cristo!! En otras palabras nos acusan de ser personas que quieren traer de vuelta a los Cristianos bajo la ley de Moisés, y entonces que queremos poner sobre los discípulos cargas insoportables!!

En efecto, aquellos que no aman a su prójimo son precisamente ellos, ya que con sus enseñanzas instan a las almas para llegar de nuevo al servicio del pecado, es decir, bajo la ley del pecado y de la muerte. Su ley es en realidad la ley de odio hacia Dios y de la esclavitud del pecado. Promueven la independencia del Señor Jesucristo, o más bien instan para que se niegue a Jesucristo.

Así que no se dejen engañar por sus vanos razonamientos, guárdense y apártense de ellos: ellos odian a nuestro Señor Jesús.

“Mas os ruego, hermanos, que os fijéis en los que causan divisiones y tropiezos en contra de la doctrina que vosotros habéis aprendido, y que os apartéis de ellos. Porque tales personas no sirven a nuestro Señor Jesucristo, sino a sus propios vientres, y con suaves palabras y lisonjas engañan los corazones de los ingenuos” (Romanos 16:17-18).

” … me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos. Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo” (Judas 3-4).

Quien tiene oídos para oír, oiga

Por el maestro de la Palabra de Dios: Giacinto Butindaro

Traducido por Enrico Maria Palumbo

https://www.facebook.com/groups/JustoJuicio/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s