Contra las supersticiones

superstizioni1Nosotros los creyentes estamos rodeados de gente que cree cosas de todo tipo. Algunas personas dicen que la apertura de un paraguas en la casa trae mala suerte, algunos dicen que no viajan el día trece porque eso trae mala suerte, hay quienes nunca se iría a vivir en una casa que lleva el número trece, porque incluso esto trae mala suerte, algunos dicen que ver un gato negro pasar frente a él trae mala suerte, hay quienes ponen una herradura en la puerta porque dicen que trae buena fortuna, quien un corno de oro porque hace bien, quienes una medalla, quienes algún otro objeto que tiene el poder para protegerlo de las desgracias. También poner el anillo de bodas se nos dice es una superstición; ¿Cuál es la superstición? Este: se argumenta que el cuarto dedo de la mano izquierda está en relación directa con el corazón por una vena que de este dedo se comunica con el corazón. Así que el anillo de bodas que es un símbolo de la unión de amor y fidelidad, se debe colocar en el dedo anular izquierdo.

¿Tenemos que creer cualquiera de estas cosas? Para nada; porque son todas mentiras creadas por el diablo para hacer que la gente viva con miedo y llevarle a no confiar en Dios. No se pongan a creer en ninguna de estas vanidades, así como a todas las demás que no he transcrito, no hagan lugar al diablo en su vida. Ustedes son los hijos de Dios que tienen a Dios como su Guía y Protector, y por lo tanto nada les puede suceder durante el día sin su permiso. Teman a Dios y confíen en Él con todo su corazón, y no tengan miedo de nada ni de nadie. Los números y cualquier acto o evento no tienen algún poder sobre ustedes. En relación con el mal que causan las supersticiones a los que las aceptan, y el bien que reciben los creyentes a no aceptarlas, tengan antes de sus ojos siempre estos pasos: “Temer a los hombres resulta una trampa, pero el que confía en el Señor sale bien librado” (Proverbios 29:25 “NVI”) y también: “Lo que el impío teme, eso le vendrá; pero a los justos les será dado lo que desean” (Proverbios 10:24).

Por el maestro de la Palabra de Dios: Giacinto Butindaro

Traducido por Enrico Maria Palumbo

https://www.facebook.com/groups/JustoJuicio/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s