Se engañan a sí mismos

se engañan

Muchos no pueden soportar oír decir que Dios interfiere como Él quiera en las decisiones de los hombres para llevar a efecto sus decretos. Eso es porque aceptan el así llamado libre albedrío, porque implica que Dios, aunque sea todopoderoso, no puede usar su poder sobre las decisiones de los individuos¡¡ Pero se engañan a sí mismos en gran medida, porque la Palabra de Dios dice que “el hombre no es señor de su camino, ni del hombre que camina es el ordenar sus pasos” (Jeremías 10:23), y que “el corazón del hombre piensa su camino; mas Jehová endereza sus pasos” (Proverbios 16:9). ¿Se acuerdan de lo que está escrito sobre el hecho de que el rey Roboam no escuchó al pueblo porque había abandonado el consejo que le dieron los ancianos, y habló conforme al consejo de los jóvenes que se habían criado con él y tenía en su servicio? Que “no oyó el rey al pueblo; porque era designio de Jehová para confirmar la palabra que Jehová había hablado por medio de Ahías silonita a Jeroboam hijo de Nabat” (1 Reyes 12:15).

Por el maestro de la Palabra de Dios: Giacinto Butindaro

Traducido por Enrico Maria Palumbo

https://www.facebook.com/groups/JustoJuicio/

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s