Humildad

humildadHoy en día, algunos “ministros” tienen una Iglesia pero no tienen un ministerio. Predicadores que predican doctrinas antibíblicas y que predican por vanidad y gana de fama, poder y dinero. En Facebook, en youtube, por todos los lados, se pueden ver hombres y mujeres que sólo porque tienen habilidad en el hablar, o han estudiado en la escuela bíblica, o porque son “amables” y “agradables”, empiezan a predicar y dar enseñanzas, la mayoría de las cuales, aunque parezcan ser bíblicas para los que no conocen la SUMA de la Palabra, van en contra a la sana doctrina y a lo que está escrito.

Una de las características de estos autoproclamados ministros y predicadores, es que toman sólo los versículos que les quedan cómodos para justificar sus herejías dejando atrás el resto, y usan terminos que los creyentes simples no conocen, cómo por ejemplo “hermenéutica” o “apologética” para aparecer como sabios e instruidos. Sí, porque cuando no hay el Espíritu de Dios que te empuja, necesariamente tienes necesidad de métodos carnales para atraer la atención. Otra característica que los destaca de los verdaderos siervos de Dios, es que no instan a los santos para que se santifiquen y para que observen los mandamientos de Cristo y de los apóstoles, sino se quedan con predicar lo que su denominación o predicador famoso e INFALIBLE les han inculcado. Siempre te dirán que puedes hacer lo que quieres porque ahora en Cristo somos libres: “estamos bajo la gracia hermano no bajo la ley!” te dicen…. Pero se olvidan que no estamos sin ley sino bajo la LEY DE CRISTO (1 Corintios 9:21) y que la libertad se obtiene precisamente OBSERVANDO los mandamientos y no rechazándolos. O tal vez te dirán que algunos mandamientos (aunque estén en el Nuevo Testamento) eran sólo para esa época o Iglesia, y te hablarán poco o nada del pecado, de sus consecuencias y de las llamas del infierno que espera los pecadores y los creyentes que retroceden para perdición (hizo sólo algunos ejemplos).

Son los clásicos TIBIOS que predican y proclaman sólo lo que el pueblo rebelde y las cabras quieren oír. Exactamente cómo los falsos profetas hacían con el pueblo de Israel.

Esto debido a que tienen un concepto más alto de sí que el que deben tener, y por tanto se han hecho por ejemplo “pastores” o “evangelistas” o también predicadores, sin tener una verdadera llamada de Jesús. Se han hecho “maestros” según sus deseos y carnalidades, y los que tienen disciernimento espíritual porque oran, aprofundizan las Escrituras, y se humilian verderamente delante de Dios los reconocen rápidamente. El problema comienza con los nuevos creyentes o los que son ingenuos y que no velan y oran, que lamentablemente son engañados por estos inmaduros espiritualmente, que sin unción, poder, y una verdadera llamada de Dios, se inventan un ministerio haciendo un GRAVE daño a las ovejas de Cristo.

El apóstol Pablo fue claro cuando dio la siguiente exhortación: “Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, QUE NO TENGA MÁS ALTO CONCEPTO DE SÍ QUE EL QUE DEBE TENER, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno” (Romanos 12:3). Si el Espíritu santo inspiró al apóstol para exhortárnos de esa manera, esto significa que es una posibilidad y un serio peligro para la Iglesia del Dios vivo. NO PASEN POR ALTO ESTA ADVERTENCIA.

Por lo tanto, hermano, si todavía no has sido llamado al ministerio, si todavía Dios no te ha llamado para un determinado servicio u obra, no te lo inventes, y sé humilde para esperar la VERDADERA llamada de Dios, de lo contrario, tendrás que darle cuenta a Él en ese día, tanto por las ovejas que has engañado como por no haber hecho Su voluntad, sino la tuya. Si Dios tiene algo para ti, te lo hará entender claramente y te llenará de SUS enseñanzas, de la VERDAD, de CRISTO. No te preocupes.

Los ingenuos sí, pero Él no puede ser burlado. Por lo tanto, mira por ti mismo y sé humilde.

Quien tiene oídos para oír, oiga.

Enrico Maria Palumbo

https://www.facebook.com/groups/JustoJuicio/