La Verdad

La verdad te hace saltar de alegría, o te aniquila y te hace morir de rabia, a menos que estés de acuerdo con ella.

La verdad te libera el alma y la mente de todo peso, pero también te puede agravar el alma y la mente si no estás de acuerdo con ella.

La verdad hace doler el corazón y entristece aquellos que están en un cierto estado de ánimo y conducta, pero no ofende, no insulta, no lisonjea, no miente.

La verdad anda junto con el AMOR, y donde no hay verdad, no hay ni siquiera amor, son HERMANAS INSEPARABLES.

La verdad viene de Dios, pero la mentira viene del DIABLO.

La verdad dura para siempre, pero la mentira dura un momento, dura justo el tiempo para ser descubierta.

La verdad permanece siempre la verdad, pero la mentira, aunque repetida continuamente, permanece siempre una mentira.

Jesús es el CAMINO, LA VERDAD Y LA VIDA.

Por el hermano en Cristo: Giuseppe Piredda

Traducido por Enrico Maria Palumbo

https://www.facebook.com/groups/JustoJuicio/

 

Conocer la Verdad hace libre

juan-8-vs-32

“Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres” (Juan 8:32)

Esto significa que sin el conocimiento de la verdad una persona no puede ser libre, y es esclava de alguien o algo.

Por lo tanto, querido hermano o hermana en el Señor, si realmente quieres ser libre, tienes que saber que debes conocer la verdad, toda la verdad de la Palabra de Dios, porque sólo entonces serás REALMENTE libre.

Si tu corazón y tu mente se cierran solamente en lo que dice tu pastor y tu organización sabe que eres esclavo de ellos, y que eres PRISIONERO.

Asimismo, recuerda que está escrito:

“Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Por cuanto desechaste el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos” (Oseas 4:6).

Si eres verdaderamente libre, es decir, si conoces lo que está escrito en la Palabra de Dios y te atienes a ella, no tendrás miedo de leer y confrontarte con todas las cosas que se dicen, pero si tienes miedo de leer o escuchar algo, esto es la prueba clara de que no estás seguro de esa verdad que tienes y temes que te puedan mostrar algo que desplace todas tus creencias que has tenido durante años, y puedas ver que son erradas.

El problema está ahí y es muy obvio, y no es escondiendo tu cabeza en la arena, no es tapando tus oídos y tus ojos que podrás llegar a la solución definitiva.

Debes saber que la verdad te hallará, tarde o temprano, lo que sea que decidas hacer hoy, llegará el día en que tendrás que ponerte de acuerdo con la verdad de la Palabra de Dios, y espero que no sea demasiado tarde.

Que Dios bendiga a toda su Iglesia que se atiene firmemente a los santos mandamientos de Su Palabra.

Por el hermano en Cristo: Giuseppe Piredda

Traducido por Enrico Maria Palumbo

https://www.facebook.com/groups/JustoJuicio/