¿Debe un Cristiano sufrir? ¿Es normal que padezca?

sufrir CristianoSí, un Cristiano sufre porque se le es concedido a causa de Cristo, no sólo que crea en Él, sino también que padezca por Él (Filipenses 1:29). Los sufrimientos pueden ser causados por las persecuciones, las afrentas, las necesidades, y cualquier cosa que se pueda padecer en esta vida por amor a Cristo.

Por otra parte, también es lógico que si Jesucristo, Aquel del que deriva el término Cristiano, tuvo que sufrir muchas cosas del mundo antes de ser glorificado, lo mismo se espere aquel que cree en Él y sigue sus pasos. “Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán” (Juan 15:20), dijo Cristo a sus discípulos; y además: “Pero antes de todas estas cosas os echarán mano, y os perseguirán, y os entregarán a las sinagogas y a las cárceles, y seréis llevados ante reyes y ante gobernadores por causa de mi nombre. …. Mas seréis entregados aun por vuestros padres, y hermanos, y parientes, y amigos; y matarán a algunos de vosotros; y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre” (Lucas 21:12, 16-17). Los apóstoles Pablo y Bernabé dijeron que “es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios” (Hechos 14:22); “es necesario”, como se puede ver, indica muy bien el hecho de que las tribulaciones son una parte normal de la vida de un Cristiano. No sólo normal, sino también una ayuda para que nosotros seamos hechos pacientes por Dios precisamente a través de los sufrimientos. De hecho, Pablo dice que “la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza” (Romanos 5:3-4), y Santiago se hace eco de Pablo diciendo: “Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna” (Santiago 1:2-4).

Por lo tanto, no se inquieten por las diversas aflicciones que padecerán a causa de Cristo; para esto estamos puestos, es decir, sufrir (1 Tesalonicenses 3:3); y procuren soportar los sufrimientos como buenos soldados de Cristo, recordando que “si sufrimos, también reinaremos con él” (2 Timoteo 2:12) y que “las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse” (Romanos 8:18).

Por el maestro de la Palabra de Dios: Giacinto Butindaro

Traducido por Enrico Maria Palumbo

https://www.facebook.com/groups/JustoJuicio/

Sed sobrios

leon diablo 1 Pedro 5 8

“Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar” (1 Pedro 5:8).

———————————————————————————————————————————–

sobrio, -bria adj.

1 Se aplica a la persona que se controla y es moderada en su forma de actuar, especialmente al comer y al beber.

2 Se aplica al estilo que es sencillo y sin adornos. austero. recargado.

Diccionario Manual de la Lengua Española Vox. © 2007 Larousse Editorial, S.L http://es.thefreedictionary.com/sobrio

———————————————————————————————————————————-

Hermanos y hermanas en el Señor, sean moderados y modestos, tanto en su forma de comer y beber, como en su forma de vestir que debe ser sencilla, con pudor, sin que se vean las fuermas de su cuerpo, y sin adornos que sólo sirven para aumentar su vanidad.

Sean sobrios y velen en toda su forma de actuar, porque los que no lo hacen, son una presa fácil para el diablo. No se engañen a sí mismos.

“El camino de los rectos se aparta del mal; su vida guarda el que guarda su camino” (Proverbios 16:17).

Enrico Maria Palumbo

https://www.facebook.com/groups/JustoJuicio/

Las epístolas de Pablo son inspiradas por Dios, por lo tanto, son Palabra de Dios

Pablo ApostolDebido a lo que escuchamos hoy en día en las Iglesias de Cristo contra el apóstol Pablo, debemos recordar y evidenciar las cosas que el apóstol Pedro escribió acerca de él, que lo había conocido:

“Por lo cual, oh amados, estando en espera de estas cosas, procurad con diligencia ser hallados por él sin mancha e irreprensibles, en paz. Y tened entendido que la paciencia de nuestro Señor es para salvación; como también nuestro amado hermano Pablo, según la sabiduría que le ha sido dada, os ha escrito, casi en todas sus epístolas, hablando en ellas de estas cosas; entre las cuales hay algunas difíciles de entender, las cuales los indoctos e inconstantes tuercen, COMO TAMBIÉN LAS OTRAS ESCRITURAS, para su propia perdición” (2 Pedro 3:14-16).

Miren, Pedro llama a Pablo “amado hermano”, entonces no creía en absoluto que lo que Pablo enseñaba estuviese fuera de la voluntad y las enseñanzas de Jesucristo y, en confirmación de esto, está también escrito:

“Antes por el contrario, como vieron que me había sido encomendado el evangelio de la incircuncisión, como a Pedro el de la circuncisión (pues el que actuó en Pedro para el apostolado de la circuncisión, actuó también en mí para con los gentiles), y reconociendo la gracia que me había sido dada, Jacobo, Cefas y Juan, que eran considerados como columnas, nos dieron a mí y a Bernabé la diestra en señal de compañerismo, para que nosotros fuésemos a los gentiles, y ellos a la circuncisión” (Gálatas 2:7 -9).

Por lo cual, Santiago, Juan y Pedro, las columnas de la Iglesia, supieron lo que Pablo enseñaba, y dieron a él y a Bernabé la diestra en señal de compañerismo, y esto significa que ellos creían que la doctrina enseñada por el apóstol Pablo estaba sujeta a la voluntad de Jesucristo.

Por lo tanto, hermanos en el Señor, ustedes deben tener confianza en los escritos del apóstol Pablo, así como la tenían los otros apóstoles, porque Pablo enseñó en sus epístolas la SANA DOCTRINA, que hoy contrastan los rebeldes y los masones.

Por lo tanto, tengan cuidado con los que hablan mal del apóstol Pablo, que lo juzgan, que lo insultan, que desprecian lo que enseñó, que ocultan lo que Pablo escribió, recordándoles siempre que también dijo estas palabras:

“Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas” (2 Timoteo 4:3-4)

Por desgracia, lamento decir, queridos en el Señor, pero hoy en día está sucediendo precisamente esto, muchos en la Iglesia no sufren la sana doctrina, no pueden soportar lo que enseñaba Pablo, el apóstol y maestro de los gentiles.

Pero ustedes guárdense de ser contados entre los que juzgan y contradicen el apóstol Pablo, porque lo que él ha enseñado es de acuerdo a la voluntad de Cristo, porque a fin de proclamar la verdad de Cristo fue elegido, como está escrito:

“Entonces el Señor dijo a Pablo en visión de noche: No temas, sino habla, y no calles; porque yo estoy contigo, y ninguno pondrá sobre ti la mano para hacerte mal, porque yo tengo mucho pueblo en esta ciudad” (Hechos 18:9-10).

Jesucristo estaba con Pablo, y ustedes, ¿dónde quieren estar? ¿Contra Pablo o a favor de Pablo? Yo estoy a favor del apóstol Pablo, porque también Jesucristo estaba con el apóstol Pablo.

Así que tengan cuidado con lo que oyen, y guárdense de los engañadores, de los malos obreros y de los que andan como enemigos de la cruz y no se atienen a lo que Pablo, siervo de Dios, escribió.

Por el hermano en Cristo Jesús: Giuseppe Piredda

https://www.facebook.com/groups/JustoJuicio/

Cristianos que buscan la perfección

perfeccion¡Cuántas veces me han dicho: “¡Usted nunca encontrará Cristianos perfectos!” A lo que yo siempre he respondido: “De hecho no busco hermanos perfectos, sino hermanos que buscan la perfección” – porque eso es lo que los discípulos de Cristo deben hacer, como está escrito: “perfeccionaos” (2 Corintios 13:11) – que es muy diferente. El problema hoy es precisamente esto, encontrar hermanos que buscan la perfección, ya que en la gran mayoría de las iglesias está ausente la búsqueda de la perfección porque la santificación es despreciada y pisoteada. Muchos sermones y enseñanzas que se sienten de los púlpitos de hecho se proponen de una manera u otra justificar, aprobar y promover el mal, y por lo tanto defender y animar a los que se complacen en el mal más que en el bien. Sin embargo, todavía existen los que buscan la perfección, porque Dios todavía tiene un remanente de almas que Le teme y tiembla ante Él.

Los que se niegan a buscar la perfección, entonces nos dicen: “¡Miren a Jesús, Él es el único perfecto!” Como decir en resumen: “¡No miren a las faltas de los hombres! Donde ‘faltas’ significan sus falsas doctrinas, sus escándalos, sus obras impías, sus fraudes, y otras cosas similares. Entonces nos respondemos que, de hecho, sólo miramos a Él, y por eso buscamos la perfección como nos ordena hacer la Palabra de Dios. Y al hacer esto, es inevitable que nos retiremos y separemos de todos aquellos que SE NIEGAN A BUSCAR LA PERFECCIÓN porque no quieren mirar a Jesús: no de aquellos que son imperfectos, porque ninguno de nosotros ha llegado a la perfección, sino de aquellos que desprecian la búsqueda de la perfección ya que se complacen en el mal y la falsedad habiendo cambiado la gracia en libertinaje y por lo tanto con sus conductas impías hacen culpar a la doctrina de Dios y blasfemar al nombre de Dios. No queremos tener nada en común con ellos, porque son propagadores de herejías y escándalos, y les refutamos advirtiendo públicamente a los santos. Esto es lo que también harían los apóstoles si estuvieran vivos.

Por el maestro de la Palabra de Dios: Giacinto Butindaro

Traducido por Enrico Maria Palumbo

https://www.facebook.com/groups/JustoJuicio/

Los apóstoles bautizaban, enseñaban, hablaban y predicaban en el nombre de Jesús

en el nombre de Jesus

Los Unicitarios, no usando bien la Palabra de Dios, afirman que la fórmula bautismal es “en el nombre de Jesús” rechazando así la clara enseñanza de Jesús: “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo” (Mateo 28:19).

Para demostrar su falsa doctrina, citan el libro de Los Hechos en el cual, en algunos casos, se dice que los que creyeron fueron bautizados en el nombre de Jesús, afirmando que la frase “fueron bautizados en el nombre de Jesús” se refiere a la fórmula que tiene que ser proclamada cuando se bautiza un nuevo creyente.

Sin embargo, ellos no saben, o se olvidan voluntariamente que en el libro de Los Hechos de los Apóstoles, la expresión “en el nombre de Jesús” no se refiere sólo al bautismo, sino también a la enseñanza, al hablar, y a la predicación. Vamos, por lo tanto, a ver los pasajes de la Escritura que demuestran que los Unicitarios YERRAN GRANDEMENTE.

“Y llamándolos, les intimaron que en ninguna manera ni ENSEÑASEN EN EL NOMBRE DE JESÚS” (Hechos 4:18)

“Y convinieron con él; y llamando a los apóstoles, después de azotarlos, les intimaron que no HABLASEN EN EL NOMBRE DE JESÚS, y los pusieron en libertad” (Hechos 5:40)

“Entonces Bernabé lo tomó a su cargo y lo llevó a los apóstoles. Saulo les describió en detalle cómo en el camino había visto al Señor, el cual le había hablado, y cómo en Damasco había PREDICADO con libertad EN EL NOMBRE DE JESÚS” (Hechos 9:27)

“Y mandó BAUTIZARLES EN EL NOMBRE DE JESÚS. Entonces le rogaron que se quedase por algunos días” (Hechos 10:48)

En el libro de Los Hechos está escrito que los apóstoles no sólo BAUTIZABAN, sino más bien ENSEÑABAN, HABLABAN y PREDICABAN en el nombre de Jesús. Si esto tuviese que ver con el recitar una fórmula, todos esos pasajes antes citados donde los apóstoles operaban “en el nombre de Jesús” no tendrían algún sentido.

Les hago un ejemplo: Si un evangelista va por las calles predicando en el nombre de Jesús, esto no significa que todas las veces que termina una frase tenga que decir “en el nombre de Jesús”, lo mismo pasa si un maestro de la Palabra de Dios está enseñando en el nombre de Jesús. ¡Esto sería una absurdidad!! Entonces es claro que, tanto el evangelista como el maestro que están predicando en el nombre de Jesús, están hablando según lo que ha dicho Jesús, o sea según Sus enseñanzas, según Sus mandamientos y la autoridad que Él les ha dado. Esto es lo que precisamente significa hacer algo en el nombre de Jesús.

Por lo tanto, a la luz de como se utiliza la expresión “en el nombre de Jesús” en todo el libro, ¿Qué tiene que ver esta expresión con la fórmula que se debe recitar durante el bautismo en agua? NADA, debido a que la expresión “en el nombre de Jesús” se refiere claramente al hecho de que los apóstoles enseñaban, hablaban, predicaban, y bautizaban según LAS ENSEÑANZAS y LA AUTORIDAD que les había dado Jesús, según SUS MANDAMIENTOS, entre los cuales hay el claro mandamiento acerca de la fórmula bautismal que se les fue dado por EL MISMO SEÑOR JESUCRISTO: “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo” (Mateo 28:19).

¿Se dan cuenta de la insensatez que afirman los Unicitarios? Según ellos Jesús habría dado ese mandamiento y luego los apóstoles lo habrían cambiado dsobedeciendo poco después que Él ha sido llevado al cielo!!

Hermanos y hermanas en el Señor, no se hagan seducir por estos supuestos pastores o maestros que quieren desviar a los santos de la verdad que es en Cristo Jesús, y si se han hecho bautizar con la fórmula en el sólo nombre de Jesús, sepan que ese bautismo NO ES VÁLIDO y se deben hacer (re)bautizar. Dios conoce a los suyos y tarde o temprano les dará de entender la verdad y estarán empujados por Él para apartarse de los Unicitarios o “Jesús solo” que, no sólo no bautizan en la fórmula correcta, sino más bien han rechazado una doctrina fundamental como la Trinidad.

Por supuesto, hay hermanos sinceros entre los Unicitarios que han sido verdaderamente regenerados espiritualmente, sin embargo, si se hacen guiar sin escudriñar  y analizar todas las cosas a la luz de la Palabra de Dios, y no superficialmente como les enseñan sus dirigentes, precerán por falta de conocimiento y seguirán engañando y siendo engañados.

Es por amor a sus almas que se les dicen estas cosas, no se endurezcan y reconozcan la verdad.

“Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, HACEDLO TODO EN EL NOMBRE DEL SEÑOR JESÚS, dando gracias a Dios Padre por medio de él” (Colosenses 3:17)

Enrico Maria Palumbo

Para aprofundizar el tema de la Trinidad, lean los siguientes estudios Bíblicos: https://justojuicio.wordpress.com/category/trinidad/

https://www.facebook.com/groups/JustoJuicio/

Ropa femenina que no corresponde a una mujer Cristiana

El apóstol Pablo afirma: “Asimismo que las mujeres se atavíen de ropa decorosa, con pudor y modestia; no con peinado ostentoso, ni oro, ni perlas, ni vestidos costosos, sino con buenas obras, como corresponde a mujeres que profesan piedad” (1 Timoteo 2:9-10). Por lo tanto, una mujer que sigue y sirve a Cristo debe vestirse de acuerdo a esta exhortación apostólica. Esto significa que no debe usar esas prendas que son iconvenientes, como por ejemplo estas.

mujer-ropa-indecorosa

 

Quien tiene oídos para oír, oiga

Por el maestro de la Palabra de Dios: Giacinto Butindaro

Traducido por Enrico Maria Palumbo

https://www.facebook.com/groups/JustoJuicio/

 

¡Hay que orar de rodillas!

10339959_10204684903140742_42189436462374567_n“Cuando Daniel supo que el edicto había sido firmado, entró en su casa, y abiertas las ventanas de su cámara que daban hacia Jerusalén, se arrodillaba tres veces al día, y oraba y daba gracias delante de su Dios, como lo solía hacer antes” (Daniel 6:10).

Venid, adoremos y postrémonos; arrodillémonos delante de Jehová nuestro Hacedor” (Salmo 95:6).

“Y él se apartó de ellos a distancia como de un tiro de piedra; y puesto de rodillas oró” (Lucas 22:41).

“Cuando hubo dicho estas cosas, se puso de rodillas, y oró con todos ellos” (Hechos 20:36).

Los profetas, Jesús y los apóstoles oraban de rodillas, y ya que estamos llamados a imitar a Jesús y los apóstoles, entonces también nosotros entre los santos debemos orar de rodillas. Un signo de humildad, de sumisión a Dios y de participación en la oración con todo su ser.

Cuando comencé a orar de rodillas en mi habitación, en la que nadie me veía, sino sólo Dios, comencé a experimentar la gloria de Dios, sus bendiciones espirituales y la comunión poderosa con el Espíritu Santo.

La carne y quienes quieren vivir carnalmente se oponen a estas cosas, y les molestan terriblemente, y encuentran mil excusas para no hacerlo. Pero si Jesús, los apóstoles y los profetas tenían la necesidad de orar de rodillas, ¿por qué no debería hacerlo yo? No tengo ninguna razón para no imitar a Jesús nuestro Señor y Salvador, entonces prefiero hacer mis oraciones más importantes de rodillas, y siempre hallo el bien.

Hermanos y hermanas en el Señor, sepan que si no oran de rodillas, no podrán tener una verdadera vida espiritual que agrada a Dios. Son todas palabrerías las que algunos hacen para no arrodillarse, y no pueden anular el hecho de que Jesús y los apóstoles oraban de rodillas.

Nadie les engañe con palabras vanas, aténganse estrechamente a todo lo que está escrito en la Palabra de Dios.

Por el hermano en Cristo Jesús: Giuseppe Piredda

Traducido por Enrico Maria Palumbo

https://www.facebook.com/groups/JustoJuicio/